Consejos

Uno de los principales problemas que nos encontramos con las partes téxtiles de la embarcación, como pueden ser toldos, lonas, colchonetas etc., es el enmohecimiento a causa de la humedad, para ello debemos tener la precaución de dejarlas secar completamente si vamos a guardadas en lugares sin ventilación.
Es importante proteger del sol todas las partes de la embarcación que sean sensibles al sol, como pueden ser tapizados, plásticos, gomas, cristales etc..., por ello es conveniente tener protegidas dichas partes, pues a la larga las partes dañadas por el sol nos supondrá un gasto mucho mayor que el que puede suponer un protector de lona por ejemplo.
Para la limpieza de las lonas utilizaremos un detergente neutro no abrasivo y frotaremos con un cepillo suave.